Los perros de protección son una medida que busca reforzar la seguridad con el dúo guardia – canino en espacios donde debido a los niveles de delincuencia es necesario aumentar la protección.


Estos canes presentan un gran número de ventajas que en Grupo Moreno Vela te damos a conocer para que sepas cómo pueden ayudar a la protección de tus inmuebles.


Los perros de protección cuentan con un excelente olfato, por lo que cuando algo le llama la atención puede almacenar el olor. Es por eso que sirven de manera especial en la búsqueda de personas perdidas o de drogas.


El oído de estos canes escucha oídos imperceptibles para los humanos gracias a que sus orejas cuentan con mayor movilidad para captar el origen del sonido. Es muy útil en espacios donde debería haber tranquilidad.


Su mordida es altamente precisa y bien entrenado un perro de protección resulta en una excelente medida disuasiva y preventiva. Su imagen y capacidad de correr y morder a algún delincuente, suele evitar en gran medida el intento de robo o intrusión.


Es un excelente refuerzo del guardia de seguridad que le ayuda a detectar anomalías desde su puesto de vigilancia. Además, es un apoyo directo en la neutralización de los infractores.


Estas son solo algunas de las ventajas de contar con un perro de protección para el cuidado de tus inmuebles.


¿Quieres saber más sobre ellos? ¿Necesitas este tipo de protección? No dudes en acercarte con nosotros. En Grupo Moreno Vela contamos con guardias de seguridad privada con caninos. Llámanos y pregunta por ellos.